Sebastián Miranda -Artyfaiz-

El mundo de la música y su industria tiene la participación de inumerables personas. Desde los artistas hasta quienes coordinan cada paso que da este mismo. Lo cierto es que día a día se suman nuevos talentos y otros que han tenido que remar desde ya hace años para conseguir sus frutos. En Conexión destacamos al ingeniero en sonido y productor musical magallánico Sebastián Miranda, más conocido como Artyfaiz, de destacada carrera en el norte de nuestro país. Revisamos detalles de su camino y sus próximos pasos en esta edición.


Sebastián, muchas gracias por tu tiempo. Queremos saber… ¿de donde nace esta relación con la música? pero sobre todo con el mundo del sonido y la producción.

Cuando pequeño no tuve mucha claridad acerca de mis gustos pero siempre me causó mucha curiosidad la computación y el mundo de lo digital, y con esto claro a la edad de 11 años y por el impulso musical generado en gracias a un CD intercambiado con un primo lejano, me enteré que el Hip-hop existía, en este disco el track que sonaba era «Oye lo que traigo de Ariana Puello», me volvió loco, gracias a eso me enganché a los versos del rap y su actitud. El mundo del sonido lo conocí a los 14, cuando con mi grupo de amigos decidimos, luego de incursionar en el Break Dance, empezar a crear nuestra propia música.

Es inevitable no hablar de los inicios y las etapas más tempranas de un artista… ¿Por qué Artyfaiz? A que se debe tu AKA.

El apodo Artyfaiz es una evolución del último intento de buscar mi identidad en un nombre, al haber pasado por innumerables seudónimos, llegué a una palabra existente en el diccionario español: «artífice», lo que significa creador o autor de un hecho, cosa o situación. El porqué de que no siga siendo artífice, se trata de una anécdota, a los 15 años en el 2008, junto a nuestro grupo se nos dió la oportunidad de crear un featuring con un músico y rapero sumamente talentoso, Elixir o conocido entre sus cercanos como Rocko, que en paz descanse, en una de sus estrofas no me nombró como artífice, exclamó en su rapeo, «Artifeiz rompe el piso», en ese momento no me gustó que me haya cambiado el AKA, pero luego lo hice parte de mí y lo modifiqué, de artífice a Artyfaiz, un seudónimo que visualmente tiene impacto y sonoramente igual suena bien.

En el ámbito más personal… irse de la región y tener que estudiar para profesionalizarse es todo un tema. ¿Cómo fue en tu caso? ¿Qué nos puedes contar de ese Artifaiz en la universidad?

La decisión de irme a estudiar a la Capital la tomé nétamente para profesionalizar mi arte, siempre creí en mí y en el corazón que le puse a mi desarrollo musical desde pequeño, a pesar de no tener formación musical, consideraba que mi sentido artístico debía extenderse y claro, en el momento de viajar, no tenía idea que me esperaban muchísimas cosas por vivir, si bien reconozco mi privilegio, con respecto al apoyo familiar para salir de la ciudad, tuve que enfrentarme al ritmo de la ciudad y al vértigo de tener que vivir una vida de adulto responsable desde los 18 con una mentalidad que claramente no estaba preparada para esto y a su vez comenzando a vivir en Santiago sin amistades ni redes de apoyo, más que yo y una vieja amiga que me acompañó los primeros años de mis vivencias en la metrópolis.

¿Cuál es tu visión luego de salir al mundo laboral y enfrentar este arte como una profesión?

Mi visión se actualizó mucho desde que salí de la universidad, al inicio no entendía mucho que no existiese lugar fijo para trabajar y que las oportunidades laborales fueras más bien escasas, mis compañeros al salir o tenían sus propias pymes de sonido ya creadas o simplemente salían al mundo laboral en calidad de cesantes. Por suerte e insistencia yo tuve la opción de crear mi espacio y dedicarme a la Post producción de audio como también a la creación de música en una escena creciente de músicos emergentes, con quienes he colaborado como también trabajado en sus equipos de trabajo. Y con respecto a la profesionalización de un arte en un país como Chile, el eje principal para la consolidación de proyectos y guía a nivel industria, se basa en la autogestión y en muchos casos el crowdfunding. A no ser que trabajes con contrato en algún estudio o empresa que cuente contigo para cubrir un área específica, ya sea en TV, Radio, etc.

Actualmente trabajas en tu propio estudio en la comuna de Maipú, colaborando con muchos artistas… De donde surgió Alpha State?

Alpha State Room es mi espacio creativo y estudio de sonido, enfocado en el arte sonoro, este sitio ha sido mi proyecto desde que me mudé a Santiago en el año 2012, pero desde el 2019 recién agarró la fuerza que actualmente posee, si me preguntas qué significa el estado alfa, es un estado de consciencia en el que el humano puede conectarse con su potencial mental, este lugar interno suele percibirse como un espacio de conexión, concentración e inspiración, por lo que este lugar surge de la necesidad de potenciar la creatividad e identidad de los artistas que forjan su proyecto en este estudio, como también servir de canal para que los productos sonoros que son encargados puedan elevar su potencial a nivel profesional de industria.

Hablemos del panorama actual… como ves la escena nacional? En tu caso has trabajado con varios artistas que están dando que hablar…

La escena nacional es muy variada, personalmente considero que en la actualidad las personas consumidoras de material audiovisual musical tienden a conectar con muchas historias y sonidos, pero a su vez, viven en un mundo de contenido efímero, por lo que los artistas deben crear su propio discurso, sonido y mundo, para que realmente consigan ser parte de la vida cotidiana de las personas que se puedan llegar a identificar con su arte. Siempre se suele dar cabida a la gente que posee más exposición popular, por lo que, si bien es hay muchísimos artistas en la palestra, para poder posicionarte como un ente respetado en la escena, es necesario crear un arte de calidad, como también tener muy claro que tu «personalidad pública» debe potenciarse a nivel negocios, marketing y multimedia. Me gusta lo que hay, pero también deseo que muchos artistas del «under» sean escuchados, ya sea por su mensaje o propuesta general.

¿Cuáles son tus principales hitos o proyectos en los que ha marcado un antes y un después?

Los principales hitos que han marcado mi carrera y sonido, han sido ,en primer lugar, mi transición del Rap a diversificar mi estilo de creación musical. El evento clave que generó este cambio de rumbo en mi, fue «Beatminds» al que fuí invitado por su creador DJ Dacel, donde toqué mis últimos beats de Rap creados en especial para ese evento en modalidad de batalla musical con samples elegidos por los competidores.

En segundo lugar, un proceso que influyó en mi sonido fue el unirme a la nueva era del trap, donde pude ser parte como público en eventos locales, colaborando con artistas que en ese tiempo compartían escenario con actuales cantantes reconocidos como Polima Westcoast y Young Cister. 

Y en tercer lugar, luego de los procesos vividos a nivel país, a nivel industria y en ámbitos personales relacionados mi música y conexión con mis gustos, me conecté con la esencia del Soul, R&B y Afrobeat, lo que me llevó a configurar mi actual sonoridad y a su vez lograr trabajar con artistas de la escena nacional, tales como Rena Brunette, Rvyo, Killua97 y Cristian León.

Finalmente… que es lo que viene para Artifaiz este 2022.

Como productor musical y magallánico, quiero ser un canal para la región, éste año 2022 voy a postular proyectos de movilidad cultural interregional, quiero buscar talentos en la Patagonia, crear piezas musicales en conjunto a estos nuevos artistas y dar el puntapié inicial de sus carreras, llevando el resultado creativo a un gran concierto que se gestará en la ciudad de Punta Arenas, dando la oportunidad al talento magallánico de ser reconocido y también abriendo paso a nuevas instancias culturales que enriquezcan y potencien el arte en la zona. Por otro lado, y a nivel musical, dentro de unos meses, verá la luz un proyecto artístico musical que hemos trabajado con un equipo de profesionales del arte por más o menos 1 años y medio, cuenta con la participación de músicos profesionales como también de dos invitados que actualmente están en la palestra musical nacional. El producto en su base creativa es un álbum musical de duración extendida «EP», que contará con 6 canciones creadas en el Alpha State Room, el proyecto es liderado por el cantante y compositor Cristian León, con quien hemos dado forma a un producto musical muy ambicioso, enfocándonos en generar un vínculo con el oyente y a su vez potenciar el show en vivo con banda, dirigiendo un proyecto que inició como un disco de música urbana hacia un selección de piezas sonoras que generen una experiencia musical significativa que enganche al público y se que posicione en las playlist más populares de la escena chilena.