PATRICIO MLADINIC CENTURIONE, 45 AÑOS AL SERVICIO DE LAS COMUNICACIONES Y MAGALLÁNICOS

La historia del querido “Pato” como le llaman sus televidentes, se remonta a los inicios de la década de los 70’s. Una larga trayectoria radial y televisiva como animador y conductor de noticias, festivales y cientos de espectáculos, siendo uno de los rostros más conocidos de los informativos de TVN Red Austral e ITV Patagonia, donde actualmente conduce su noticiero central.

Pero en la historia de este magallánico amante de los deportes, el horario y la rigurosidad, existen varios matices, los que conversamos cercanamente en esta nota. Debo advertirles que hay detalles que nadie creería, pero que hoy salen en esta edición de lujo de Conexión.

Bueno Patricio, ¿Cuál es la cifra exacta? ¿Hace cuánto estás en los medios?

45 años y 8 meses. Entré el 13 de Enero de 1976 a Radio Minería. Son ininterrumpidos, yo creo que esa es la gracia, he estado casi 46 años seguidos en las comunicaciones”.

¿Es cierto que llevas un conteo de la cantidad de informativos que has realizado?

Acá en ITV Patagonia exactamente al día de hoy… 4515 informativos. De Lunes a Viernes y fin de semana por medio”

Pero no todo ha sido noticias… ¿Qué relación tienes con el Básquetbol? Llegaste a ser arbitro internacional…

“Yo empecé jugando Básquetbol, pero cuando pasé a serie adulto ya no pude seguir jugando por que eran todos más “gigantones”. Por casualidad comencé a arbitrar. Siempre en las series menores faltan árbitros, entonces después de los partidos nuestros, generalmente me pedían que arbitre el que venía posterior, y así partí. Y por casualidad Orlando Pierini y Exequiel Vidal, dos árbitros antiguos, dieron mi nombre en la reunión de los árbitros. Y los fines de semana, La Prensa Austral, publicaba los nombres de los réferis y de repente leyendo, me enteré de que estaba convocado. Eso fue en Marzo de 1972”.

Y ¿hubo preparación para empezar a arbitrar? ¿no?

“Sin hacer curso. Yo me preparé solo. “Lucho” Alvarado, un conocido arbitro de la zona, me facilitó un reglamento y así empecé. Leyendo, arbitrando y jugando. Eso me ayudó a conocer el espíritu del juego”.

¿Qué hay de cierto de que en algunas situaciones pasabas la pelota de un “cabezazo”?

En algunas oportunidades en zona de ataque se bautizaba la pelota para entregársela a un jugador que iba a sacar, para dejar claramente establecido que jugador tiene que quedarse con el balón. Pero en zona de defensa no es necesario bautizarla, entonces algunos no sabían eso y me pasaban la pelota para que se las entregue y yo no la tomaba con las manos, sino que le pegaba con cabezazo para que juegue. Aquí no se bautiza… juega, así les decía. Eso causaba mucha gracia”.

Claro, para agilizar el juego. Pero además, pudiste representar al país como arbitro fue del país.

Sí. La federación de basquetbol me postuló como arbitro internacional en 1981. Obtuve mi licencia junto a Tomás Mora, de Temuco, el 14 de abril de 1991. Y de allí hasta el año 1996 representé a Chile en el referato en 6 sudamericanos y en 1 un campeonato panamericano en Brasil. Así que contento de haber representado a mi país en el deporte”.

Pero de profesión tu estás ligado a otra área, incluso estuviste a punto de trabajar en ENAP.

Soy técnico en procesos industriales, nunca ejercí, hice práctica en ENAP si. Fue durante seis meses y cuando presenté mis papeles para la contratación me habían aceptado y se cerraron las contrataciones. Entonces me dijeron que debía esperar el próximo proceso, unos 4 o 5 meses y te vamos a llamar. En el intertanto, mientras esperaba, el dueño de la radio Mineria, Rodrigo Utz me dijo: “A ti te gusta la comunicación, yo no te voy a poder pagar lo que te ofrece ENAP pero mientras te sale esa pega, ven a trabajar conmigo”.

Y nunca más paraste…

De ahí me salió lo de la televisión. Eso si, desde ENAP me llamaron efectivamente, pero no quise por que ya estaba metido en esto de las comunicaciones, que era lo que realmente me gustaba. Eso fue el año 1976”.

Ahora, tu eres un tipo que tiene bastantes curiosidades. Algunas que quizás no se pueden creer en estos tiempos. Debes ser el único conductor de noticias que no tiene celular..

Eso yo creo que lo encuentran gracioso, me lo preguntan mucho. Yo nunca he tenido celular por que considero que se vive más tranquilo el día a día. El que me quiere ubicar tiene mi numero fijo, el de mi casa. Con eso me basta. Habré perdido algunos eventos -se ríe- pero me acostumbré. Y vivo tranquilo, vivo feliz, no vivo estresado, no me llaman en la calle, no ando hablando con el teléfono de palo. Entonces, me acostumbre bien”.

Tu también tienes una situación con la marca Toyota, tienes 3 vehiculos de la misma marca…

Si. Y la marca no me ha dado ni una batería -se ríe-. Mi primer auto fue un Toyota Corona y mi papá tenia también de la misma marca. Entonces nunca me dio ningún problema, nunca me ha dejado mal, nunca me ha dejado a pie. Después me gustó el modelo Corolla, que ya tiene 28 años… y después probé con un Yaris y ahí estamos”.

¿Qué hay de cierto de que hay una colección infinita de corbatas… Cuántas tienes realmente?

“No, infinita no. Debo tener unas 2500 corbatas. Pero ojo porque, están consideradas todas. Las que se usan ahora y las que ya no. La moda es caprichosa. Tengo por ejemplo unas que te usan todo el pecho y esas ya no son de esta época. Tengo unas cuadradas, de lanilla, que de repente ya no usan. Por que todo esto es cíclico, la moda es cíclica”.

Muy puntilloso con los horarios también Pato, siempre llegas a la misma hora a trabajar. Uno podría calcular la hora con tu llegada…

“Lo hago porque es un respeto para todos, para los compañeros, para empresa que te contrata, un respeto para el espectador. Tú tienes que hacer tu trabajo y cumplir… y la verdad no me cuesta ser responsable con los horarios. En radio era igual, hice todos los horarios… Entré a las 6 de la mañana durante mucho tiempo en Radio Minería y nunca tuve un problema”.

Finalmente, cuéntame la historia de cuando inventaron tu suicidio. Salió en todos lados, el poder de las redes sociales… y al otro día apareciste como si nada, conduciendo tu noticiero de siempre.

“Me di cuenta por que me comenzaron a llamar mucho a la casa. Uno tras otro, preguntando como estaba. Y cuando me escuchaban, me preguntaban: ¿Pero tu eres Pato Mladinic?… ¿Estás bien? Y yo les respondía: Si, estoy bien ¿Por qué? Y no me decían nada. Hasta que alguien me dijo que salía en las redes sociales que me había suicidado. Llegaron a la casa incluso, tocaban el timbre… Finalmente alguien puso que me había quitado la vida y que el vehiculo del servicio medico legal se había llevado mi cuerpo recién de la casa”.

Y al otro día llegaste y tuviste que explicar lo que sucedió ¿no?

“Claro, para la hora del noticiero central ya lo habían desmentido, pero al salir al informativo dije: No soy fantasma, soy yo y aquí estoy vivito y coleando”.

Y así, tras conversar con revista Conexión ya partía su noticiero numero 4515. Es la historia de Patricio Antonio, el Pato como le llaman sus queridos auditores. El más experimentado conductor de noticias del fin del mundo. Y si… tiene cuerda para rato.