María Zion: Consciencia y amor desde el fin del mundo

En cada edición de conexión conversamos con los artistas que tienen algo que decir, que inspiran a otros a crear y dar el paso de crear arte.

Maria José Giraldes, nacida y criada en Magallanes, de infancia por Tierra del Fuego, madre y artista. Su AKA es Maria Zion, una de las mujeres artistas más importantes e influyentes de esta parte del globo conversó con Conexión en una amena entrevista que revisamos aquí.

Gracias por tu tiempo y conversar con nosotros. Si pudieras definirte… ¿Cuáles serían esas o esa definición como artista y mujer?

“Siento que Maria Zion logra proyectar lo que quiero que los demás vean, una mujer fuerte, luchadora, empoderada, honesta, impredecible, en un estilo incomprendido por muchos, que muestra una revelación que va en contra de lo tradicional, pero que muestra la verdad de un camino lleno de altos y bajos en la búsqueda de lo que a mi me gusta y lo que me apasiona. Que hace preguntarse a los demás, cómo lo hace para vivir un estilo de vida como ese y poder llevarlo de tal manera, incluso hasta yo me lo pregunto XD. Solo quiero demostrar que con perseverancia, coherencia, transparencia y pasión por lo que haces, si se puede y es posible. No sólo mostrar lo bonito, sino lo difícil en un camino lleno de obstáculos”.

Desde el aspecto musical… ¿Desde dónde proviene o surge la inquietud por ser artista y música?

“Desde muy pequeña supe que quería cantar, siempre sentí esa claridad. Crecí en la isla de Tierra del Fuego, específicamente en Cerro Sombrero, un hermoso lugar familiar, natural y lleno de actividades musicales, culturales y deportivas. Quería participar en todo y siempre tuve la personalidad para enfrentarme desde muy pequeña al público y me hacía feliz y segura de mi. Mi familia también está ligada a la música, mis abuelos eran cantores, mis padres, tios, primas, mis hermanos y yo. Nos uniamos en juntas familiares a cantar. También nos preparábamos para festivales y estábamos rodeados de actividades musicales en las que siempre participabamos. Incluso en la casa yo muy pequeña le sacaba ropa a mi mamá, me ponia tacos, me maquillaba, me peinaba, me ponía ropa de ella. Me sentaba horas frente a un equipo de música aprendiendome canciones, las letras las sentía en el alma y las interpretaba. Llamaba a mis papás, los sentaba en el sillón y preparaba toda una atmósfera como si fuera un escenario, me preocupaba de la iluminación, de la música, de todo y les mostraba mi show. Siempre me creí cantante y sabía que lo hacía bien, amaba hacerlo, como hasta ahora”.

¿Cuál es el origen de tu AKA Maria Zion? ¿Tiene algún motivo en particular?

“Aquí ya nos saltamos al 2005 aprox cuando me había ido a estudiar teatro a Santiago y paralelo a mis estudios seguía con mi carrera musical, que había pasado por varios estilos antes de encontrar mi pasión por la música urbana. Antes aprendí de la música antigua, música romántica, del folclor, luego del rock, blues, punk rock, luego pasé al reggae, al funk y luego al rap, hip hop, soul, r&b. Era tan distinto a lo que había experimentado y lo que mi tierra me había entregado, mucha paz, vivencias hermosas, para mi había vivido en un paraíso en comparación con lo que vi en Santiago, dejé a mi familia por seguir mis sueños y extrañaba, pero sabía lo que quería y Santiago era distinto, la desigualdad, pobreza, injusticia, delincuencia, me di cuenta que había vivido en una burbuja y quería entregar un mensaje de amor entre tanto dolor de mis compañeros de la música urbana, por lo que conjugaba las letras de mis compañeros que denunciaban la injusticia y yo en mis coros entregaba esperanza y esa fusión era muy aceptada y funcionaba, ya que mi rap lo mezclaba con melodías, ya que siempre me gustó cantar y eso encantaba a mis compañeros, me fui metiendo en un mundo de muchos raperos que me buscaban para que les hiciera coros, además eramos pocas las mujeres en ese entonces en la música urbana, lo dominaban los hombres. Desde ahí de a poco comencé a sentir la necesidad de no solo hacer coros, sino también hacer mis propias barras y rapear. Ahí comenzó mi protesta por la regularización de la cannabis, por vivencias propias que pasé aquí en la Región, como estar detenida por fumarla, siendo que no era traficante y me trataron como tal… Maria hace alusión a mi nombre pero también a la cannabis. Zion es la madre de todos los pueblos, un paraíso, como en el que había vivido en mi infancia. Maria Zion = Paraíso de la Weed”.

Si pudiésemos definir hitos o eventos importantes de tu carrera… ¿Cuáles son y porque son tan importantes para ti?

“Lejos el primero que me marcó fue a mis 9 años, fue la primera vez que me subí a cantar sola con una banda, en un escenario en un cine lleno en Cerro Sombrero, fue un espectáculo, lo recuerdo, yo, mi desplante, mi interpretación y mi canto, lo hice tan bien, aunque tuve un error, pero tuve tan claro, que, a pesar del error, el show debía continuar, que no dude ni un segundo y seguí como si nada hubiese pasado y lo disfruté al máximo. Finalmente saqué aplausos, luego llegaron las felicitaciones y desde ahí aun más mi convicción del camino que quería elegir”.

“Un segundo hito que no olvidaré nunca, fue cuando me fui a vivir a Barcelona, siguiendo mis sueños, la música y el teatro musical. No olvidaré que tuve la oportunidad de telonear nada más ni nada menos que a Los Jaivas, esto fue el 2011, no me sentía capaz, les dije que estaban locos que me iba a subir a un escenario como ese, no me sentía merecedora, sentía que aun me faltaba mucho que aprender. Pero no me dieron chance de decir que no y como siempre di cara y me atreví. Fue hermoso, luego de bajarme del escenario ellos me llamaron a su camarin para preguntarme como me había sentido, yo les dije que bien, porque no me atreví a decirles, que había sentido, que me faltaba tanto por aprender…”

¿Qué opinión tienes sobre el panorama actual de la música de Chile y en particular en esta parte del país? ¿Qué es lo que más te motiva o te llama la atención de este presente fulminante?

“Siento que a las generaciones anteriores nos entregaron mucho miedo para vivir de la música y siento que la dictadura tiene mucha responsabilidad en eso, silenciaron a artistas y a otros los exiliaron, trataron de apropiarse de la cultura e imponer culturas de afuera aquí, siendo que las raíces  ancestrales acá son muy fuertes. Como consecuencia nuestros padres por protegernos nos trataron de traspasar ese miedo de que no se podía vivir de la música en este país o que por protestar en tus letras te podía pasar algo malo y muchos se fueron. Pero siento que las nuevas generaciones están rompiendo con eso y se están atreviendo y Chile se está haciendo notar y eso me llena de esperanza, yo si el día de mañana uno de mis hijos quiere ser músico lo voy a dar todo para ayudarlo y que lo logre, lo ayudaré a toda costa para que elija hacer lo que más ama y no traspasar miedos a ellos, los apoyaría 100%. Siento que esta región está llena de talentos hermosos que debemos explorar y abrir más espacios para la cultura y las artes, porque siento que cada vez quieren apartarnos mas de eso, de ser felices, la explotación laboral, el costo de la vida, nos roban tiempo valioso para aprovechar a nuestra familia y compartir con ellos y estar más rodeados de arte en esta ciudad. La nueva constitución debe ser aprobada y debemos estar más unidos que nunca para cambiar el futuro para nuestros niños, no podemos seguir asi. Mas música cultura y arte significa más felicidad. Hay que apoyar a los nuevos talentos”.

¿Cómo ves la brecha de género en la industria y en el panorama musical? ¿Qué definiciones o postura tienes frente a ese tema?

“Ha sido muy notoria la brecha de género, no sólo en la música, sino que aún existen muchos espacios dominados absolutamente por hombres y aun no todos son capaces de verlo y darse cuenta. Falta más compañerismo, concienciatanto entre hombres y mujeres, como también entre mujeres con mujeres y por supuesto el respeto por las disidencias, falta tanta información. Siento que sería hermoso que el hombre se instruya e interese por informarse sobre lo que significa realmente el feminismo y que no se sientan atacados por solo escuchar esa palabra. Falta feminismo también en mujeres no solo en hombres, se espantan con la palabra porque realmente no saben lo que significa. Creo que como mujeres hemos sacado fuerzas de flaqueza y que estamos con más fuerzas que nunca y no debemos perder el amor entre tanto dolor, hay un gran despertar que aún debemos empoderar y en la música unirnos aún más entre nosotras, nos han hecho competir durante tantos años entre nosotras, nos exigen tanto, que el cuerpo, los estándares de belleza, hay tanto que cambiar y dejar de normalizar. Basta de abusos, basta de que los tribunales de justicia dejen libres a los femicidas. Mas amor, conciencia, igualdad y paridad en la munda”.

¿Qué es lo que viene para Maria Zion este año y en el futuro proximo?

“Este año se viene bombardeo de colaboraciones, video clips, singles y una Maria Zion con más claridad y dispuesta a profesionalizar aún más mi carrera. No es fácil porque estoy sola con dos pequeños, pero las ganas y fuerzas no faltan y hoy me siento mas fuerte que nunca”.

Finalmente… ¿Cuál es el mensaje que dejas a quienes son auditores de tu música y qué es lo que le dirías a aquellos que aún no la conocen?

“A mis auditores agradecerles infinitamente su amor, su apoyo incondicional, me encanta sentir esa conexión con ellos y que compendan mi andar, mi ritmo, ya que no compito con nadie, ni menos con el mercado que va tan rápido en el que tienes que estar constantemente sacando y sacando temas y videos y se ha vuelto tan superficial. Ellos siempre han respetado mis tiempos, porque la música es mi vida, es parte de mi y fluye como yo quiero y cuando puedo puedo también. Me seguiré esforzando para mejorar y dar lo mejor de mi. Y por supuesto que invito, a los que no me han escuchado, a seguir mi música que la hago desde lo mas profundo de mi corazón”.