FAMILIA, LECTURA Y LAS PLANTAS LOS MEJORES PASATIEMPOS DEL PRIMER GOBERNADOR ELECTO DE MAGALLANES

El actual Gobernador de la región de Magallanes y Antártica Chilena, Jorge Mauricio Flies Añón, nació un 20 de agosto del año 1969 en la ciudad de Santiago, localidad donde vivió toda su infancia realizando su enseñanza básica en la Escuela Pública D404 de Pudahuel, mientras que la enseñanza media en el Liceo Miguel de Cervantes y Saavedra. Posteriormente, ingresó a estudiar medicina en la Universidad de Chile. Siguiendo la carrera de medicina familiar ingresó a la Pontifica Universidad Católica de Chile donde a fines de los 90’ obtuvo la especialidad antes mencionada con Distinción Máxima.

Posterior a esto, el ex presidente Ricardo Lagos Escobar, le entregó la confianza para que asumiera en Punta Arenas el cargo de director del Servicio de Salud Magallanes puesto que ostentó hasta el año 2014. Momento en que fue designado como Intendente de la región más austral de Chile por la ex presidenta Michelle Bachelet donde se mantuvo en el puesto hasta el término de ese Gobierno en el 2018, siendo uno de los pocos intendentes de la zona en cumplir cuatro años en el cargo.

Flies Añón, se encuentra casado con la médico neuróloga doctora, Paola Amaro Moya, con quien tiene tres hijas, Paola, Fabiola y Sofía Flies Amaro.

¿en qué momento Jorge Flies dijo “yo debo ser candidato”?

“Uno entiende que en la medida que va tomando responsabilidades públicas, uno debe estar dispuesto por lo que significa la exposición, experiencia y relación lograda con la comunidad y a diferencia de otras personas que postergan sus decisiones (…) yo terminando la intendencia en el 2018, cuando ya se sabía que habría elecciones de Gobernador, me preguntaron si estaba dispuesto a ir, y dije absolutamente hay una responsabilidad como ex intendente y una gestión notoria con grandes resultados (…) y eso fue ratificado por la comunidad en las votación, debía presentarme pero no en cualquier cargo, muchos dicen municipio, diputación, lo que venga, pero no yo tenía claro que debía ser este cargo en Magallanes y Antártica Chilena, para seguir trabajando por la zona”.

¿pensó ganar en primera vuelta, algo que muchos dudaban?

“Fíjate que fue una campaña muy particular, teníamos muchas restricciones aparte estaba con trabajo presencial en primera línea con la pandemia, así que tenía pocos espacios durante la tarde para juntarnos ya sea por zoom o aforos reducidos con la comunidad (…) pero uno en la calle lo notaba, había mucho respaldo la verdad de las cosas mi impresión era que ganaríamos en primera vuelta, era difícil, pero fue ratificado por la comunidad”.

¿campaña electoral o de vacunación?

“Hay algo que siempre comentó, en esa época, estamos hablando de mayo y con campaña desde principio de ese mes, fíjate que ocupaba más tiempo con la comunidad en explicarle porque debían vacunarse, era más fácil invitarlos a votar por este nuevo desafío, pero en lo que sí debíamos gastar mucho tiempo era en llamarlos a vacunarse por todo lo que se decía en redes sociales o los antivacunas, así que la campaña fue más de vacunación (risas) (…) pero en general estaba muy tranquilo, y también en eso no me angustió si no salía electo uno debe decir la ciudadanía quiere otros caminos, vamos a proceder a seguir la vida en otros desafíos”.

¿Qué importancia tiene su familia tanto desde el comienzo de la pandemia como en la decisión de ser candidato a Gobernador?

Junto con mi esposa estábamos trabajando codo a codo, el equipo estaba casi en su totalidad enfocado en la pandemia, y de a poco nos fuimos adaptando casi durante un año y medio dedicado exclusivamente a lo que era ordenar un sistema sanitario y ahí uno nota el trabajo conjunto, debo confesar que con los temores sobre todo en los primeros meses de saber cómo íbamos a responder cada uno y así uno veía que funcionarios de distintos estamentos iban cayendo con la atención de los pacientes hospitalizados (…) teníamos historias terroríficas y finalmente casi todo lo que estábamos en sala durante la pandemia nos contagiamos, algunos con síntomas leves otros más fuertes, pero uno ahí nota que con 25 años de casado con Paola, el trabajo y confianza en conjunto y poder enfrentar en paralelo a esta pandemia, fue muy importante”.

Durante su estadía como intendente, hubo dos temas que marcaron su mandato, el ex Hospital Regional y cierre de Mina Invierno ¿Cómo se siente con esto y los comentarios que lo culpaban del término de la minera?

Nosotros tenemos plenamente consciente y lo hemos dicho muchas veces, esto fue como una caricatura el pensar que una persona puede cerrar un proceso productivo de ciento de miles de dólares, acá había una empresa que en los últimos cinco años había tenido números rojos, que probablemente estaba buscando justificación para cerrar a mi parecer, y que mejor cargar el resultado a otros actores (…) nosotros lo que hicimos fue prohibir las tronaduras, que no sea rentable una empresa es imposible que sea responsabilidad de un estado o Gobierno Regional, es tanto así que en el caso de Mina Invierno lo que decidió el Gobierno Regional fue avalado por el Tribunal Ambiental, resultado que no fue apelado por la empresa porque sabían que era cierto lo mencionado en esa oportunidad.

En el Gobierno que me tocó dirigir, hicimos hospitales, casas, fibra óptica, plan de zona extrema, no podíamos hacer todo, con la situación del ex Hospital dejamos un proyecto que fue aprobado por el Core, pero lamentablemente el actual gobierno no avanzó nada en estos tres años, y eso nosotros lo vamos a retomar como lo dejamos en el 2018, el ex hospital es un tema complejo, pero lo tenemos consciente -¿se descarta una venta?- lo vamos hablar con el Consejo Regional, pero mi interés es que no se venda este lugar.

A su parecer Gobernador ¿Qué obra debería tener Magallanes por obligación dentro de 10 años?

Sin duda que una obra emblemática que cambia la condición de Magallanes, es el centro antártico internacional, es un tema que esperamos tener resuelto no en 10 años sino a corto plazo, eso coloca a Punta Arenas y Puerto Williams y su centro subantártico como capitales antárticas mundiales no habría ninguna otra ciudad de algún país que pueda hacerle el peso relativo con esa infraestructura a la región de magallanes.

Así también, los ex hospitales de Punta Arenas, Porvenir y Puerto Natales, deben ser habilitados, también en obras públicas, es poder tener una solución portuaria en la capital regional. Y en el tema privado el hidrógeno verde podría cambiar la zona, si todo va como se estima nuestra región tendrá tres hitos históricos productivos; a finales del siglo XIX la ganadería, a mitad del siglo pasado el petróleo y en los próximos años el hidrógeno.

Sin duda que en los últimos años desde que fue Intendente el tiempo de sobra no existe en demasiada, pero en sus tiempos de ocios ¿Qué pasatiempos le gusta realizar?

Sin duda son pocos, pero en esos momentos me gusta conversar mucho con la familia, con mi señora compartimos varios temas sobre todo por la profesión que compartimos ella me habla de sus pacientes y yo del trabajo que estamos realizando acá, con mis hijas también conversamos harto de historia y otras cosas.

A lo anterior, también sumo que me gusta leer mucho y en agosto o septiembre sembrar papas (risas) no tengo un gran invernadero es una hilera, pero me gusta ver como crecen y sembrarlas posteriormente, igual que las plantas o árboles sembrar por lo menos una vez al año.

Para finalizar Gobernador ¿Qué mensaje les entrega a los magallánicos?

Me gustaría decirle que tengamos esperanza, han sido tiempos difíciles por la pandemia, hemos visto partir gente querida, conocidos, vecinos, familiares, tiempo difícil en temas económicos, muchas veces se ha perdido esperanza, sueños que se tenía, pero les reitero que tengamos esperanzas la pandemia ha estado a la vuelta de la esquina de tener mejores condiciones y ser controlada (…) de volver a tener una nueva normalidad y nos va a permitir reencontrarnos y por lo que hemos visto van a venir tiempos de mirar con ilusión el futuro de la región de Magallanes y Antártica Chilena.