El magallánico, Ronnie Fernández Sáez “cuando llegó la posibilidad de la “U” no lo pensé”

En esta edición, conversamos con el actual jugador de Universidad de Chile y Seleccionado Nacional, el delantero portador de la dorsal “19”, Ronnie Fernández Sáez, quien a días de haber nacido llegó a la región de Magallanes y Antártica Chilena y como el comenta en distintas entrevistas, fue criado en esta zona y se siente como un magallánico más.

Antes de comenzar, Ronnie queremos agradecer la oportunidad que nos entregas para conversar con el equipo de Revista Conexión y que los magallánicos sepan en que te encuentras en la actualidad, ¿Hace un par de meses llegas a uno de los equipos más importante del país, como es, Universidad de Chile, como fue dar este paso y qué importancia también tiene tú familia?

“Primero que todo gracias a ustedes, me encanta siempre poder participar en medios que son de Magallanes, para mí como todos bien saben es mi región natal, pese a no haber nacido allá fui criado y me siento un magallánico más”.

“El paso a un club como Universidad de Chile la verdad lo venía esperando por largo tiempo, como es de conocimiento público que yo soy de Santiago Wanderers, que para mí es un equipo grande e importante de Chile, un equipo de la capital te muestra en otra vitrina, te permite estar en competiciones que por ahí por su poder equipo económico te generan mayores posibilidades de pelear copas y eso era lo que buscaba actualmente en mi carrera. Quería estar en vitrina ser parte de un equipo acá en la capital (Santiago) cuando llegó la posibilidad de la “U” no lo pensé, como familia fue una decisión no muy difícil, pero si conversada, por qué se entiende que acá la presión mediática la exposición es mucho más, siempre como familia hemos tentado poder tener nuestras privacidades que acá sin duda se expone un poco, pero estamos muy contentos de la decisión tomada. En el club me han recibido como un jugador de años, ese cariño y responsabilidad también me permite poder adaptarme de mejor manera”.

Es de conocimiento los complejos momentos que está viviendo la “U” ¿Qué piensas de estas situaciones? Y ¿Cómo se trabaja en el día a día con esa presión?

“Sin duda que es de público conocimiento que los últimos años de Universidad de Chile no han sido lo esperado, hay que entender que es un equipo que siempre está con la presión de pelear cosas, estar arriba, por su gente, la fanaticada, la importancia que tiene para el país y la verdad que eso me motivó, más allá de ser una presión, porque de los momentos difíciles se cuentan historias y uno intenta dar lo mejor para de alguna manera cambiar este presente, y bueno nos ha tocado un inicio algo complicado, pero tengo mucha fe que conseguiremos cosas importantes, tengo al menos dos años acá donde quiero entregarme por completa para dejar una huella”.

“La presión se hace sentir, es innegable más en un mundo globalizado donde las redes sociales nos consumen o nos amedrentan seguidos, donde si las cosas están bien te tienen arriba y si están mal te botan muy rápido, creo que hay que tener la mesura, en lo personal esto me pilla en un muy buen momento, en una edad donde ya he logrado jugar en varios países, poder compartir en camarines que me han enseñado a tener un balance y equilibrio en la vida, entender que en los momentos buenos es donde más hay que trabajar y mantenerse humilde, y los momento difíciles hay que tener la valentía de querer encararlo y trabajar siempre será la única solución”.

En lo personal, ¿Qué esperas para el término de temporada?

“Para final de año, espero que Universidad de Chile pueda entrar a una copa, ese es el desafío que debemos meternos, me imagino lo lindo que debe ser jugar una copa internacional con esta institución, creo que ese es el desafío grupal, poco sensato de mi parte sería hablar de objetivos personales, porque el fútbol es un deporte grupal. Después se dan cosas de la mano de un buen resultado grupal, vienen cosas personales sin duda, que pueden ser más exposición o el estar presente en más convocatorias de la selección, donde me gustaría seguir participando”.

Antes de llegar al cuadro laico estabas teniendo excelentes presentaciones en Santiago Wanderers, pese al descenso del club, lo que se mantiene en la actualidad, y te lleva a ser parte del proceso de Martín Lasarte ¿Cómo viviste el llamado a la selección?

“Creo que hace años vengo con un equilibrio en mi vida y en lo deportivo, pero estando lejos de Chile uno entiende que se alejan las posibilidades, luego en Wanderers las cosas estuvieron bien, pero bueno, las decisiones, nóminas, las selecciones, siempre son por algo, yo creo que ahí están los mejores y si uno no esta es por que algo falta, y cuando uno esta debe demostrar que tiene la posibilidad de aportar. No pienso mucho en el momento que llegó la nominación sino más bien que cuando me citaron pienso haber entregado algo de lo mejor que puedo entregar y que la verdad uno debe ser un aporte para la selección (…) después, me pilla en un momento complejo, en medio de una gripe donde salgo positivo a influenza, y había que seguir una gran cantidad de protocolos que existen en la actualidad por Covid»:

¿Nos podrías contar qué se siente haber compartido con la gran parte de la generación dorada de nuestra selección, como, Alexis Sánchez, Arturo Vidal, Claudio Bravo, entre otros y con jugadores que vienen llegando y han dado mucho que hablar como el caso de Ben Brereton y Joaquín Montecinos?

“Son momentos gratos, momentos especiales, uno se encuentra con jugadores que tienen mucho que enseñar, con mucha experiencia, pero yo creo que en el fútbol, aparte de ser siempre el mismo, las personas son las que te marcan más, encontrar tipos que son tan ganadores, buenas personas que son un ser humano más y que por ahí la gente los endiosa o los juzga más de la cuenta, y resulta que todos somos unos simples seres humanos, que cometemos errores que por ahí somos más mejores personas que jugadores y eso no se pone nunca en la balanza (…) a mi me pone contento eso haberme encontrado con un tremendo grupo humano, que más en lo deportivo en lo personal se puede aprender mucho”.

Ronnie, ¿cómo se vive en la interna el momento de no poder clasificar al mundial de Qatar? Y ¿Qué piensas de la situación del “Caso Ecuador”?

“Para mí fue dulce y agraz, cumplía un anhelo de poder estar en la selección, pero coincidió justo con la últimas fechas que no logramos clasificar y no fue de jolgorio ni triunfo, entonces, queda como esa espinita de que no pude disfrutar los mejores momentos o un triunfo como uno desea que las cosas sean. Pero la vida es así, te da y te quita, y de repente hay que saber anteponerse a esas cosas, y saber también que tengo que estar más preparado para aportar más en una posible futura nominación”.

“Sobre el “Caso Ecuador”, bueno la verdad es difícil tomar una postura yo creo que sí hay situaciones legales que ameritan un reclamo, y más cuando sino se reclama existe una sanción, creo que hay que dejar que las partes legales hablen, yo creo que las clasificaciones y los partidos se ganan en cancha sin ninguna duda, pero también existen reglamentos que hay que cumplir. Yo estoy bien alejado del tema no he leído ni escuchado nada porque creo que hoy no amerita, yo me quedo con lo mejor que entregó la selección y después de esto hay que esperar un nuevo proceso, y que las cosas se puedan dar nuevamente de la mejor manera para que podamos estar en la cima”.

Muchas gracias Ronnie, por estos minutos que nos entregas para conversar contigo, esperamos poder seguir conversando en otras oportunidades sobre tu actualidad, te deseamos lo mejor y esperamos que sigas marcando goles y tengas muchas más nominaciones a la Selección Chilena, que es un orgullo para nueva región y quienes somos parte de la zona austral de Chile.

“Muy agradecido nuevamente de ustedes, siempre estoy atento a la región y disponible en lo que pueda cooperar para los medios de Magallanes. Les hago llegar un abrazo y saludos a todos por allá”.